Reseña: Luchando con mi familia, una película que te mantendrá cautivado

Luchando con mi familia 
Esta gran película te mantendrá durante sus 108 minutos de duración cautivado por una historia bien contada y que no sólo cumple de sobra con lo ofrecido, dado que las sonrisas, emergerán durante gran parte de la película, haciendo que el humor presentado sea ad-hoc a la progresión de la historia. No sólo verás comedia, sino también drama, los que son expuestos equilibradamente, generando una muy buena continuidad del guión.

Cuando vi esta película no pude dejar de sentirme identificada en varias situaciones, primero creo que cuando uno tiene convicciones en la vida y claridad en lo que quieres, siempre existe la posibilidad de que eso que tanto anhelas se concrete en algún momento de la vida. Es así como Florence Pugh (Paige) logra con creces transmitir esto, ella impone un gran coraje, carisma, pasión y osadía en su papel, los cuales van acorde con las sensaciones de una luchadora profesional ,logrando mostrarnos que los sueños, pasión, frustraciones, anhelos, sacrificios, emociones y sensaciones estarán presentes y quizás te hagan desistir de tus sueños, pero que si eres perseverante en la vida, lograrás llegar muy lejos, y en su caso convertirse en una súper estrella de la WWE.

Es una película muy recomendada y que aparte de hacerte reír en forma brutal, te hará reflexionar sobre lo importante de ser tú mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.