¡Pikachu habla! Y eso es solo el principio

Como cualquier fan sabe, Pikachu es un Pokémon, y sin importar qué tan expresivo puede ser un Pokémon con sus características, acciones, lenguaje corporal y poderes especiales, tiene limitaciones lingüísticas para decir solo su nombre. De manera inexplicable, éste no es el caso particular de este pequeño y rápido individuo con gorra cervadora: el Detective Pikachu.

Quizás sea su adicción por la cafeína, un curioso caso de amnesia, o solo su personalidad electrizante, pero este investigador privado amarillo vaya que puede hablar. Basta con intentar hacerlo callarse.

El hecho es, que desde que la historia comienza, el Detective Pikachu se ve inmerso en misterios tan profundos y confusos que él ni siquiera puede recordar cómo comenzó todo, y no va a descansar hasta que lo averigüe. ¿Quién es él? ¿Qué sucedió con su compañero, Harry Goodman? Y, ¿porqué es que de pronto puede comunicarse en idioma humano, de modo que un humano (un joven en específico, que es Tim, el hijo de Harry) puede entenderlo?

            “El Detective Pikachu es la imprudencia en persona”, relata Ryan Reynolds, quien nos ofrece su timing preciso, estilo y humor irreverente en este protagónico. “Tiene una mala actitud. En verdad es un personaje importante, con mucha personalidad, pero tiene que serlo. Es decir, luce como una bola de algodón. Imagina que alguien me sacó la vida y la inyectó a este pequeño amigo; básicamente es así como sucedió.

            “He trabajado en películas con personajes de animación por computadora antes, pero nunca había visto tanta interacción, a esta escala”, agrega. “Es muy especial. Cuando ves esta versión tridimensional de un Pikachu que vive y respira en la pantalla, solo deseas tocarlo y acariciarlo. Pero no lo acaricies. No me hago responsable de lo que pueda hacer”.

“Me enamoré de la historia”, comenta el director Rob Letterman. “Es muy especial y es verdaderamente única. A una propiedad como ésta, solo puedes aproximarte con mucho respeto por lo que ha hecho y con deseos de aportar algo nuevo. Pikachu es diferente en esta película por la historia que estamos contando y por el mundo en que habita”.

En la franquicia tan querida en el mundo como lo es Pokémon, “POKÉMON: Detective Pikachu” presenta una perspectiva fresca e intrigante. Con un diseño basado primero que nada en el compromiso con los fans, y con un sinfín de elementos ocultos, la película muestra a Pikachu y a una gran variedad de Pokémon como nunca antes, criaturas tridimensionales de animación por computadora, con características, complejidades y poderes para la batalla únicos, integrados totalmente en un mundo híper realista. Al mismo tiempo, su conmovedora historia original y sus divertidos personajes son capaces de ganarse el cariño de todo el público, sin importar si conocen los puntos finos de la evolución Pokémon o si pueden nombrar algunas de las más de 800 especies, varias de las cuales comparten la pantalla con el Detective Pikachu, incluyendo a Psyduck, Charmander, Ludicolo, Snubbull, Squirtle, Bulbasaur, Jigglypuff, Aipom, Lickitung, Sr. Mime… y el inaprensible Mewtwo.

Letterman, quien también comparte créditos por la escritura de la película junto con Dan Hernandez, Benji Samit, Derek Connolly y Nicole Perlman, reconoce: “Hay un legado fabuloso del anime de Pokémon y videojuegos de base, que todos conocemos y amamos, pero si íbamos a hacer una nueva película de Pokémon, queríamos darle su propio lugar y una razón especial de ser. Queríamos asegurarnos que se apegara al espíritu de Pokémon, y que siguiera las reglas para que aquellos que lo conocen, la apreciaran, y también permitirle la entrada a un público que pudiera encontrarse por primera vez con este mundo.

“Es un concepto emocionante a nivel creativo e implica un progreso lógico. Es como si estuvieran vivos”, continúa. Para estos fines, el director optó por la calidad y textura del material cinematográfico de 35 mm y utilizó la mayor cantidad posible de locaciones prácticas, de modo que los ambientes se vieran y se sintieran auténticos.

El Detective Pikachu y los demás Pokémon, escrupulosamente detallados para tener el tamaño, forma y atributos adecuados, interactúan con sus compañeros humanos en la única e inigualable Ryme City, una comunidad construida bajo el precepto innovador de “armonía entre los humanos y Pokémon”, de acuerdo con su visionario fundador, el benevolente billonario Howard Clifford, representado por Bill Nighy.

             Allí, justo como la unión entre Pokémon y la acción en vivo, ambos sorprendentes y perfectos, la adorable ternura del Detective Pikachu se yuxtapone con un duro y acelerado lenguaje detectivesco que parece que no encajaría, pero que a la vez se siente tan bien. De igual manera, la voz de Reynolds también lo da todo. Hay algo inherentemente divertido en esa gran personalidad y la voz de Ryan proviniendo de esta pequeña e increíblemente adorable creatura. Parece no empatar, pero es completamente natural”, comenta el director.

La aventura comienza cuando un chico de 21 años, Tim Goodman, representado por Justice Smith, llega a Ryme City contra su voluntad para retomar los asuntos de su padre, Harry, un detective privado que desapareció (y se presume que murió) durante su último caso. Estando ya en el apartamento de Harry, Tim se conmueve al tener un vistazo de la vida de un hombre que realmente nunca conoció, pero que parece haberlo querido mucho. Después conoce al ex-socio de Harry, el Detective Pikachu, un detective de la vieja escuela con el don de la palabra, quien abunda en malos chistes y clichés negros pero que aún logra hacer sentido. Tim se aferra a la posibilidad de que Harry esté vivo y a que él y su sobrecargado amigo, que nunca aceptaría un “No” como respuesta, el Detective Pikachu, deben unirse para encontrarlo y descubrir qué investigaba. Además, es la primera vez que ha podido entender lo que dice un Pokémon y ese es un misterio muy difícil de olvidar.

El viaje de Tim con el diminuto detective pronto los lleva a otros descubrimientos, no solo sobre su padre, sino sobre la amistad y el valor, al igual que sobre sí mismo y su futuro. Con el tiempo, revela el poder de las segundas oportunidades y lo que se puede hacer con ellas.

 “Esta película lo tiene todo”, cuenta Smith. “Es divertida y boba, en maneras que creo que gustarán a los adultos tanto como a los niños. Tiene drama y misterio. Es aterrizada y real, y tiene una historia significativa con la que la gente se puede identificar. Es justamente esto lo que me llamó la atención de ella”.

“Justice y yo estamos viviendo el suelo de cualquier fan de Pokémon”, añade Kathryn Newton, quien es la coprotagonista, en el papel de Lucy Stevens, una ingeniosa y joven aspirante a reportera, quien de igual forma se dedica a buscar a Harry por sus propios motivos. “Tan pronto como leí el guion, me atrapó por completo”.

Y al final, a través de las risas, la acción, los giros y cambios, los esfuerzos de Tim por rastrear a Harry lo acercarán al corazón de su padre más de lo que pensó sería posible. Cale Boyter, de Legendary Pictures, quien produjo la película con la Vicepresidente de Creatividad, Mary Parent, y los productores Hidenaga Katakami y Don McGowan de The Pokémon Company, expresan: “Nuestra película trata sobre la magia que cobra vida cuando te permites formar lazos. No importa quién seas, todos en algún momento hemos caído y a veces es complicado levantarse, y es en ese momento donde Tim decide ir a Ryme City. No quiere abrirse, pero forja una amistad con el Detective Pikachu, quien está lleno de esperanzas, y quien lo impulsa a intentar encontrar a su padre. Así, es una historia inspiradora sobre la relación entre padre e hijo, que además nos dice que nunca es demasiado tarde para buscar una segunda oportunidad. Los niños que crecieron coleccionando las tarjetas comprenden esa relación única y la conexión con su Pokémon, por lo que es un gran tema que a la vez celebra la esencia de la marca”.

Teniendo eso en mente, los aportes y el apoyo de The Pokémon Company fueron un recurso invaluable. “Rob y todo mundo en Legendary estaban conscientes de esta amada propiedad al la que se le tiene mucha confianza”, dice Katakami. “Querían tratarlo con respeto, incluso cuando se tomaron libertades creativas para divertirse un poco y hacer una película atractiva, algo que permitimos. Pikachu es un personaje que cualquiera reconoce al instante en todo el mundo y creemos que la gente disfrutará ver a este icónico Pokémon en un papel diferente, con una personalidad totalmente única, gracias a Rob y a Ryan Reynolds”.

Tsunekazu Ishihara, Presidente de The Pokémon Company y productor ejecutivo de la película, concuerda diciendo: “La película en general combina el reconocimiento al material original de la historia de Pokémon, al tiempo que nos regala una historia con gran atractivo. Al igual que la marca de Pokémon, esta película es algo con lo que realmente te puedes identificar, ya sea si eres joven o mayor, fan de mucho tiempo o alguien que recién está experimentando el mundo de Pokémon”.

            Una ventaja para los fans y una entrada perfecta para la comedia es la forma en que las conversaciones del Detective Pikachu con Tim revelan no solo sus pensamientos y sentimientos, sino los de los demás con quienes se encuentra, algo que, por supuesto, solo él entiende. Como Ali Mendes, otro de los productores ejecutivos de la película, señala, “Entrar en la cabeza de un Pikachu es una idea completamente nueva. Pero que el Detective Pikachu traduzca cuando, por ejemplo, todos escuchamos a un Bulbasaur decir ‘Bulbasaur, Bulbasaur’ se vuelve otra oportunidad de acercarnos a las vidas de estos Pokémon y adentrarnos más en su mundo, como nunca antes pudimos hacerlo”.

Sobre todo, entretejida en la historia, se encuentra el reconocimiento de un concepto clave para Pokémon, sus fans y la marca misma: la evolución. Tal y como estas increíbles criaturas se pueden transformar físicamente en versiones más poderosas de sí mismas, Letterman nos dice, “Uno de los principios más importantes de este mundo especial es que los Pokémon sacan lo mejor de la humanidad y de sus compañeros humanos a través de las conexiones que hacen, y juntos pueden evolucionar hacia mejores versiones de sí mismos. Es justamente esto lo que me atrajo y lo que alimenta la historia”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.