¿Pueden enamorarse un poeta y una pragmatista? ¿Y si sólo tuvieran 24 horas para averiguarlo?

¿Pueden enamorarse un poeta y una pragmatista? ¿Y si sólo tuvieran 24 horas para averiguarlo? Daniel Bae está experimentando algo que parece amor a primera vista, pero pronto descubrirá que tiene únicamente un día para lograr que Natasha Kingsley se enamore de él y también para convencerla de que el amor romántico existe. Un día. Porque mañana, quizás ella ya no esté. “El Sol es también una Estrella” es la adaptación cinematográfica de la novela romántica más vendida de Nicola Yoon. Dos estudiantes de secundaria de diferentes orígenes étnicos que se enamoran locamente durante un día en la ciudad de Nueva York. La película en parte es lenta, algunas escenas un poco largas y otras como si fueran sacadas de un comercial. La pelicula cuenta con un final casi conmovedor, donde me dejo con un sabor agridulce y a mi parecer se hubiera trabajado mejor. unas delas cosas que puedo destacar es su musica, que logra dar la anbientacion adecuada y relajada.

Los personajes principales aquí realmente tienen profundidad y la cantidad justa de química. Yara Shahidi (“Grown-ish”) como Natasha y Charles Melton (“Riverdale”) como Daniel logran crear una excelente química y que va creciendo a medida que avanza la pelicula. “El Sol es también una Estrella” es un romance diverso que muestra una gama de rasgos e intereses de personalidad que normalmente no se ven. Tiene defectos como toda pelicula, pero logra cautivar al final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.