Un buen día en el vecindario: Un vuelco en la historia

Son pocas las veces que realmente existen este tipo de películas que tienen un sentido bien profundo que probablemente no lo esperas y te llega a sorprender tanto que quedas realmente sin palabras, esto es lo que sucede con un día en el vecindario, es una terapia de 109 minutos que te hará reflexionar y tomar en cuenta muchas cosas de tu vida, es muy potente la historia a pesar de no ser tan compleja pero al estar tan meticulosamente realizada, cada pequeña cosa transmite un montón.

Parte teniendo una estética de aspecto antiguo en relación 4:3 de tv antigua muy bien producido que logra dar la sensación de calidez y cercanía, siendo este el programa de televisión de Fred rogers quien se dedica a entretener a los niños lo que en un principio en realidad no tiene mucho sentido, o eso es lo que te hacen creer, pronto entra en este relato Lloyd Vogel un periodista de la revista “Esquire” a quien le encargan hacer una nota sobre Fred Rogers siendo así como comienza su relación íntima, la cual sucedió en realidad por esto es que está basada en una historia real. Es interesante el vuelco que hay en esta historia porque se supone que es Lloyd quien tiene la tarea de entrevistar a Fred pero termina dándose otra situación un poco más compleja teniendo a Fred como entrevistador siendo la personalidad de Fred la que logra hacer que esta situación se pueda ir dando de manera fortuita con su personalidad, siendo muy amable y tomando en consideración los problemas de los otros, de hecho es genial que en su programa que es para niños traten temas que son en realidad muy atípicos. A pesar de ser una historia simple y sencilla creo que es muy potente, se refleja prácticamente una terapia grupal junto a los espectadores, que es muy sutil y progresiva llegando al punto culmine que es muy importante, se rompe la cuarta pared, es decir el personaje, Fred Rogers, se dirige directamente a ti, a decir verdad de una manera increíble, pues no muchas veces se realiza esto y aquí es ingenioso, en una escena muy adecuada llegando a hacerte ser parte de la situación que es completamente intensa, poniendo todos tus sentimientos a flor de piel, por lo que es importante recalcar que es muy probable que la situación salga de la ficción y te llegue directamente a tocar, porque en sí es muy emocionante y reflexiva, si es que hay asuntos personales inconclusos es factible que te sientas muy emotivo. Es sin duda maravillosa esta producción, con una fotografía exquisita que te da la sensación de estar en una película antigua en conjunto con el guión, la banda sonora, el tempo, y las actuaciones que realmente te transportan a una puesta en escena totalmente emocionante, cautivadora que sin duda se nota que está muy trabajado para transportarte a la época original de la historia, con recursos que son muy adecuados para lograrlo.

La historia gira en torno a Fred Rogers interpretado por el gran Tom Hanks que es un conductor de programa, siendo un adulto que se dedica a la entretención de los niños, lo que hace que te de la sensación de cercanía con el público, y es un personaje interesante porque a pesar de que él como todo el mundo tiene problemas, sabe escuchar, ayudar y desenmarañar a la gente con mucha sencillez, cariño y paciencia, siendo precisamente su papel quien logra emocionarte hasta que se pongan los pelos de punta, también tenemos a Lloyd Vogel el periodista que como la mayor parte de la gente y específicamente los hombres, con muchos problemas que prefirió ignorar, desarrollándose plenamente en el ámbito profesional, dejando de lado incluso a su propia familia, teniendo roces con su padre y una seguidilla de problemas que nunca se dignó a tratar hasta que llegó Fred a su vida, es muy sencillo en su vida pero ocultar lo que sientes a todos tarde o temprano nos llega a afectar. El desarrollo de personaje de ambos es muy interesante, sobre todo de Tom Hanks, que tiene sutilezas en su interpretación que llegan a ser muy geniales, por otro lado el avance del personaje Lloyd es radical y se nota lo mucho que le sirve conocer a Fred, mostrando cómo su vida cambia rotundamente.

Creo que hay que estar dispuesto a ver estas películas que son todo lo que no esperas, realmente yo la categorizaría como terapéutica, tiene mucho que entregar al público por lo que nadie saldrá indiferente, yo quedé sin palabras en un comienzo, es preciosa en realidad tiene un par de detalle para mi que en realidad no son tan importantes, como por ejemplo en tema de fluidez es un poco lenta pero a su vez de igual forma es acorde a lo bien contextualizada que está, por lo mismo le doy 8/10. yo recomiendo 100% ir a verla, poder tomar todo lo que entrega para aplicarlo en tu vida, si bien no te solucionará la vida en serio generará un impacto.

Comentario por: Fabián morales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.