Reseña: El hombre invisible

En definitiva, nada de lo que promociona esta película está acorde al nivel que en realidad tiene porque nada te hace tener realmente una expectativa muy alta por esta cinta, quizá uno piense en alguna de las versiones anteriores o de las leves nociones que podamos tener al respecto aunque en realidad es muchísimo más, tiene una estructura y fundamento que en serio es muy pertinente, tanto en la forma de abordar esta historia sobre “El hombre invisible” como la trama que incluyeron para dar vida al relato, más allá de solo tener a alguien invisible, pocas veces me sorprende la forma en que se hace una película, sin duda este es un trabajo dedicado, que tiene un guión bastante elaborado, si bien con detalles en algunos planos pero de todas forma funciona en su forma completa.

Partimos con un tema de fondo que en realidad pareciera nada tener que ver con nuestro aludido Hombre invisible, de hecho es bien incomprensible pero nos da el primer puntapié de lo que estará tratando a lo largo de toda la historia, una relación tóxica, en donde se presenta de una forma bastante ceñida a el suspenso, lo que te deja bien anonadado desde un comienzo, pues todo está estructurado para que nos vamos sumergiendo en lo que siente y vive el personaje principal Cecilia Kass, siendo de esta forma que sentiremos y comprenderemos lo que le está pasando llevándonos al plano más psicológico del personaje siendo parte de lo que pensamos cada segundo que pasa, además del hecho que sabemos por consiguiente que en algún momento tiene que aparecer el hombre invisible por lo que cada movimiento de cámara, cada plano nos mantendrá súper expectante, haciendo un juego aveces interesante de que podría aparecer pero este recurso en algún momento puede llegar a ser un poco absurdo, pero de igual forma funciona la mayor parte del tiempo. Tenemos esta versión mucho más fresca y contingente de la historia, en donde conocemos lo que es una relación tóxico, el daño profundo que causa llegando incluso a persistir las secuelas mucho después de no estar juntos, creo que esta temática es bastante interesante puesto que últimamente tanto en Chile como en el mundo estamos viendo una mayor apertura a la visibilidad sobre las relaciones tóxicas, a saber quererse y poder por fin salir de esto, incluso como vemos a través de la película siendo un proceso nada fácil, que cuesta mucho, a final de cuentas termina la pareja en conjunto siendo tóxica, más allá de ser solo uno quien arruine todo.

Es destacable todos los niveles que alcanza Cecilia Kass interpretada por Elisabeth Moss, quien en verdad se jugó un papel importantísimo durante toda la película, incrementando todo el suspenso y teniendonos inmersos en el terror Psicológico, acompañándola en todo lo que ella sentía, desde sus momentos más tranquilos hasta los más alterados, existiendo punto que bordea la locura por lo que me parece que tiene un muy buen desarrollo del personaje, tanto así que te llega a poner tensó durante la mayor parte de la película.

Por otro lado tenemos al Hombre invisible, que por supuesto es incógnito a pesar de suponer quien es, pero me parece que funciona muy bien la forma en que lo presentan, quitando el tema un poco más fantasioso a pesar de que aún no se puede realizar lo que se plantea pero es desde un punto totalmente más tecnológico, que llega a verse más verídico por lo que infunda más el hecho de que todo esto podría suceder, me parece un cambio muy pertinente a la época dejando de lado la fantasía con la que se jugaba antes.

Durante toda la cinta hay algo más que sin duda juega un rol importante para que funcione por completo esta entrega, es la banda sonora creada por Benjamin Wallfisch, quien hizo un trabajo realmente excelente así como lo había hecho antes en cintas como “IT” “IT2” “Annabelle: the creation”, y en esta ocasión nos encontramos con otro gran acierto, muy adecuada a cada momento, intensificando de manera increíble el suspenso logrando así un resultado de maravilla.

Me parece que es totalmente sorprendente la forma en que te entrega el terror psicológico, realmente es exquisito y se disfruta muchísimo que hoy en día una película te mantenga así durante 2 horas sin aburrirte ni un poco, solo aumentan más y más la ansiedad que introduce muy bien, si bien como todo hay partes un poco innecesarias para mi funciona por completo, incluyendo un tema super contingente, además de un cambio en la estructura del hombre invisible que me parece bien realizada y super bien argumentada. Como sugerencia personal, apelo a que en esta función debería prohibirse la comida y cualquier tipo de ruido puesto que hay veces que puede influir en todo lo que está pasando.

Es una película excelente que si bien lo que es publicidad no le hace mucho juicio, pero de verdad que es genial, realmente no tengo más que agregar a lo muy buena que es, se merece 9.5/10 porque solo hay un par de detalles que a final de cuentas no influyen en casi nada como lo son algunas tomas, en realidad es imperceptible.

Comentario por: Fabián morales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.